martes, 14 de mayo de 2013

La miel y sus fantásticas propiedades para la piel



El dulce y viscoso fluido producido por las abejas a partir del néctar de las flores es utilizada por el ser humano para endulzar los alimentos desde hace más de 2.000 años, pues se han encontrado muestras de miel perfectamente conservadas en excavaciones egipcias que aún eran comestibles después de calentarlas. Incluso existen referencias en pinturas rupestres más antiguas, pero hoy no os vamos a hablar de su capacidad para endulzar, sino de los beneficios que puede aportar a tu piel que también son conocidos desde tiempos ancestrales.

La miel digerida tiene propiedades excepcionales pues ayuda a absorber el calcio, es rica en nutrientes y vitaminas y sobre todo son interesantes sus propiedades antibióticas, antivirales, antinflamatorias, antialérgicas y anticancerígenas. La enzima que añaden las abejas, la glucosa oxidasa, hace que al ser aplicada sobre las heridas se produzca la liberación local de peróxido de hidrógeno con lo que es una excelente cicatrizante.

La miel se utiliza en combinación con otros productos en decenas de mascarillas caseras, pero ¿Por qué es tan utilizada? ¿Cuáles son las propiedades que hacen de la miel una sustancia tan valiosa en el mundo de la belleza?

La miel de abeja es uno de los mejores humectantes naturales para la piel y gracias a su alto contenido en azúcar previene de la sequedad de la piel e hidrata de forma profunda, no es de extrañar que Cleopatra la utilizara en sus baños en el antiguo Egipto.

 Destacan su alto contenido en vitamina B y minerales, además de antioxidantes que ayudan a prevenir la nefasta acción de los radicales libres, causantes de anomalías y enfermedades  y envejecimiento prematuro, tal y como os contamos la semana pasada en Cuidamos tu Cara.

Al ser antiséptica, antibacterial y antimicrobial ayuda a la desaparición de los granos y previene de la aparición de nuevos convirtiéndose en un genial aliado en la lucha contra el acné.

Su PH es parecido al de la piel, así que previene la sequedad y protege el manto ácido.

Con estos beneficios no es de extrañar que las marcas cosméticas la hayan incorporado ya en jabones, champús, cremas hidratantes y otros productos para el cuidado de la piel y el cabello.

La miel sin duda es una excelente ayuda para tu cuidado cutáneo pero si lo que de verdad quieres es dar un cuidado extra a tu piel ponte en contacto con FC Facial CLINIQUE, solicítanos tu consulta médica gratuita y te aconsejaremos el tratamiento que más vaya a beneficiar a tu rostro.
En FC Facial CLINIQUE, Cuidamos tu Cara.

1 comentario:

  1. Tomo nota ; )


    http://tachuelas-tachuelas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar